Economía

Euclides preocupado por fenómenos naturales y los seguros

Tres principales empresas del mercado local aparecen entre las primeras diez de Centroamérica, el Caribe y República Dominicana. Nuestro país, por el monto de primas suscritas, ocupa el tercer lugar. En 2016 el total llegó a US$872 millones, según cifras compiladas en las entidades reguladoras de cada país.

En el ranking de Centro América, el Caribe y la República Dominicana, el posicionamiento según las primas netas cobradas, una empresa de Costa Rica ocupa el primer lugar con US$797,677 millones en segunda y tercera posición está Panamá con dos empresas aseguradores que lograron US$243,223 millones y 236,670 la otra, y en cuarta posición una de las compañías de seguros de la República Dominicana con US$209,741 millones de dólares.

El mercado local de la República Dominicana está liderado por 5 compañías entre las cuales acumularon ventas de primas cobradas por un monto de RD$19,631.7 millones, equivalente al 70.1% de los RD$28,000.3 millones de todo el sector, según las cifras publicadas por la Superintendencia de Seguros, correspondiente a enero-julio de este año. Para el cierre del año 2017 se proyecta que ese monto llegue a los mil millones de dólares.

En el periodo enero–julio 2017 las primas netas cobradas arrojaron un crecimiento de de un 39 por ciento con 28 mil millones de pesos con un incremento de 10 mil millones 945 pesos en comparación con igual periodo del año 2016 que fue de 17 mil 55 millones.

EUCLIDES LE PREOCUPA LOS FENOMENOS NATURALES Y EVENTUALIDADES

Para el Superintendente de Seguros, Euclides Gutiérrez Félix, aunque satisfecho con las labores de esa dependencia y la estabilidad y crecimiento experimentado por el sector asegurador, refiere que aún con los éxitos alcanzados, todavía se necesita concienciar más a la población y al mismo Estado sobre la importancia de estar asegurados.

Refiere que una muestra de ello es lo ocurrido con el huracán María que afectó poblaciones con pérdidas por encima de los 3 mil millones de pesos y que el mismo Estado no tenga la cultura de asegurar las obras e infraestructuras gubernamentales, para recuperar perdidas ante cualquier eventualidad, en un país epicentro de cualquier fenómeno natural y en la ruta habitual de los huracanes y tormentas.

Señaló el ejemplo de los terremotos como el de Haití y el reciente en México, así como los incendios que pueden ocurrir y han ocurrido a muchas empresas importantes del país, lo que nos debe llamar a reflexión, dijo el funcionario.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *