Deportes

Muere Jake LaMotta, el legendario boxeador en cuya biografía se basó la película “Toro Salvaje”

BBC

Para muchos amantes del cine la historia de su vida tiene un rostro que no es el suyo sino el de Robert De Niro.

Jake LaMotta, el indomable boxeador cuya historia fue recreada en la película “Toro Salvaje” de Martin Scorsese, falleció a los 95 años de edad.

El excampeón mundial de los pesos medios falleció en un centro para personas mayores tras sufrir una neumonía, según informó su esposa al sitio web TMZ.

Basada en sus memorias publicadas en 1970, “Toro Salvaje” dibuja a un boxeador emotivo que lucha con su vida fuera del cuadrilátero.

La película, filmada en 1980, fue protagonizada por Robert De Niro, quien se ganó por ese papel el Oscar como mejor actor.

Rudo y sensible

“Solo quiero que la gente sepa que él era un hombre grande, dulce, sensible y fuerte, con un gran sentido del humor; con ojos que bailaban”, dijo su esposa.

LaMotta nació el 10 de julio de 1922. Sus padres eran inmigrantes italianos que residían en la zona de Bronx, en Nueva York.

Tras no lograr ingresar en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos debido a un problema médico se dedicó al boxeo.

En ese deporte destacó por su disposición a someterse a una dura golpiza con el objetivo de lograr acercarse lo suficiente para encajar sus mejores golpes sobre su oponente.

Su resistencia en el cuadrilátero, que él pulió mientras cumplía una sentencia en prisión, le valió el apodo de “el toro del Bronx”.

En 1943, dos años después de haberse iniciado como boxeador profesional, se convirtió por primera vez en una figura reconocida en todo el país tras propinarle a Sugar Ray Robinson su primera derrota.

Su estilo duro y su fuerte mentón le convirtieron en uno de los boxeadores más populares en una época en la que ese era uno de los deportes favoritos de los estadounidenses.

Tras resistirse a los intentos de la mafia por controlarlo, posteriormente reconoció haber perdido intencionalmente una pelea por orden unos gangsters en 1947, lo que le costó una suspensión de su carrera deportiva.

De acuerdo con el Salón de la Fama del Boxeo Internacional, durante su carrera obtuvo 83 victorias (30 de ellas por nocaut), 19 derrotas y 4 empates.

Cuando en 1954 decidió colgar los guantes, comenzó a participar en varias películas e incluso llegó a realizar giras haciendo monólogos humorísticos.

“¿Sabes cuál es la verdad? Los golpes nunca me hicieron daño. Mi nariz se rompió 6 veces, mis manos también, tuve algunas costillas fracturadas, me dieron 50 puntos alrededor de mis ojos; pero el único lugar donde resultaba herido era fuera del cuadrilátero”, confesó al diario Chicago Sun Times en 1966.

Entrenando a De Niro

Durante la preparación para filmar “Toro Salvaje”, LaMotta pasó casi un año enseñando a boxear a Robert De Niro en un gimnasio de Nueva York, según ESPN.

El estilo austero y duro de la película puede haberse originado en la autobiografía de LaMotta, donde él escribió: “A veces, por la noche, cuando me pongo a recordar, me siento como mirando a una vieja película en blanco y negro de mi mismo”.

“No es una buena película, tampoco. Errática, con vacíos en ella, una serie de secuencias pobremente iluminadas, algunas sin inicio y otras sin final. Sin banda sonora…”.

Tras el estreno del filme, LaMotta expresó desconcierto acerca de por qué él había dejado retratar su vida, llegando incluso a trabajar como asesor durante la filmación.

“Cuando vi la película estaba molesto. Me veía mal en ella”, le dijo a un crítico.

“Entonces, me di cuenta de que era verdad. Así es como fueron las cosas… así no es como soy ahora, pero así es como era entonces”.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *