Deportes

Novia del fallecido pitcher José Fernández presentó a su hija Penélope

EL DIARIO NY

Han pasado cerca de siete meses desde que el mundo recibiera sobrecogido la noticia de que el jugador de béisbol José Fernández, una de las grandes estrellas de los Miami Marlins, había perdido la vida en un desafortunado accidente marítimo en las costas de Florida, una tragedia que dejó profundamente conmocionados a todos los familiares y amigos del deportista, pero de forma especial a su novia María Arias, quien se encontraba en ese momento embarazada del deportista.

Después de atravesar el duro trámite de tener que enterrar al hombre de su vida y de tener que lidiar sin él con el proceso de gestación que la llevó el pasado mes de febrero a debutar en la maternidad, la joven ha querido romper su silencio para, en primer lugar, presentar en sociedad a la adorable Penélope -sin duda el mejor regalo de despedida que podría haberle dejado el malogrado Fernández- y sobre todo para poner de manifiesto que, a partir de ahora, se encargará de hacer todo lo posible para que el recuerdo de su amado no se desvanezca.

“Siempre hablaré de él. Nunca dejaré que se pierda su memoria, lo mantendré en vida, por mucho que eso me duela. Era una persona maravillosa”, se sincera María en conversación con la revista People en Español, antes de revelar algunos detalles sobre el cúmulo de sensaciones contrapuestas que ha experimentado a lo largo de tan convulsa etapa.

“Nosotros recién habíamos comenzado nuestra relación [cuando me quedé embarazada], y yo pensé que la gente me iba a juzgar. Pero él me había hecho sentir tan bien con todo, que no me importó lo que tendría que afrontar”, explicó sobre la incómoda posición en la que se encontraba al tener que hacer público, en medio de un momento tan triste, que esperaba el primer retoño del famoso lanzador de origen cubano.

A pesar del duro golpe emocional recibido y de las dificultades que ha tenido que superar para poder pasar página y rehacer su vida junto a Penélope, entre las que destaca la disputa legal que mantiene la familia del deportista con las autoridades estadounidenses a cuenta de las causas oficiales de su muerte -la policía apuntaba a que Fernández había perdido el control de la lancha tras haber consumido alcohol y cocaína, una teoría que la familia rechaza-; lo cierto es que María asegura sentirse “afortunada” con el apoyo incondicional que no han dejado de brindarle todos aquellos que querían al afamado atleta tanto como ella.

“Su funeral fue muy bonito, muy emotivo. Todo el mundo lloraba… Pero tengo mucho por lo que estar agradecida: tengo a mi familia y tengo a Penélope”, explica a la misma publicación.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *